banquetazo

BANQUETAZO

 

Recientemente, las banquetas de la calle donde habito fueron remodeladas, algo extraño ya que por 15 años, no habían hecho nada. ¿Oportunismo electoral o negocio privado de servicios públicos?

Esa decisión codiciosa que hace que el aire queme la piel, por el cemento que absorbe la humedad , que provoca mucha sed, y  salpica toda fachada por una supuesta mejora,  la realidad, es negocio privado del servicio de obras de la Ciudad de México y Cruz Azul.

 

Lo extraño es que pasa lo mismo con el bosque del Nevado de Toluca, el agua del río Usumacinta, las playas en Tulum o Riviera Nayarit,  esas zonas naturales acaban en malas manos.

 

Si realmente hay una norma de calidad sobre banquetas, depende del soborno que pide la burocracia. Pues para el caminante común, que debe sortear postes, baches, coladeras, puestos de revistas y botanas, es toda una aventura, caminar pacíficamente. Toda banqueta está en renta, según los políticos.

 

Bueno, esta vez, los servidores públicos, que son políticos, son los desechables, por no dar soluciones consistentes a la Humanidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s