Valentín

En las relaciones personales y profesionales, es necesario “humanizarlas” de nuevo.

Es extraño que cada día  considerado sea mercantilizado, en lugar de promover el entendimiento.

Con el día en honor del monje Valentín que unía a las parejas,  de legionarios romanos, en el siglo III ,desafiando al emperador Claudio, ya que los soldados “combatían” mejor, si eran solteros. El carcelero le pidió un milagro, para su hija, que al sanarse, le ofrendó una planta con flores de almendro,, como símbolo de lealtad.

Enajenar u objetivar las relaciones, es una conducta desequilibrada, por el dinero, por su silueta, o cualquiera de sus posesiones.  Las relaciones se aprecian, se respetan, se señalan las sombras para iluminarlas,  se escucha empaticamente y se juega, para crecer e interactuar.2

 

Ser vivo, no ser objeto de deseo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s