Mudras.mx

http://www.premdayal.mx/me-vale-madres/

Me Vale Madres es un libro que entre bromas y carcajadas indica un auténtico recorrido de liberación del espíritu.

El primer mantra es Me Vale Madres, el mantra del desapego. Se explica que los seres humanos viven en un constante estado de conflicto interior, determinado de la “suprema” obra de los alquimistas a Revés.La Verdad no es el resultado de un esfuerzo, es la realización que se encuentra en un estado de relajación. De aquí la importancia del mantra del desapego Me vale Madres. Cuando tu mente te tortura con su actitud tiránica, reza: Me vale Madres… Me vale Madres… Me vale Madres… y una deliciosa sensación de paz descenderá dentro y alrededor de ti.

El segundo mantra es el mantra de la purificación: ¡A La Chingada! Pancho López nos enseña que para encontrar la verdad, para tener un contacto con Dios tienes que soltar todo lo que te traes de tu pasado, todas las frustraciones, el enojo, el dolor, los traumas, el hartazgo… ¿Y cuál forma más divertida para purificarse? rezando con pasión ¡A la Chingada! ¡A la Chingada! ¡A la Chingada!

Con el tercer mantra, el Mantra de la desidentificación, México alcanza las cumbres más inalcanzables de la poesía: “No Es Mi Pedo”. Aquí se explica el peligroso mecanismo de la identificación en el cual toda la humanidad vive.

El mantra “No Es MI Pedo” es el mantra de la liberación definitiva, que te permitirá des identificarte de todas las ideas que no son tuyas para dejarte desnudo en tu deslumbrante pureza.

Estas son las palabras de Prem Dayal, que juntándolas con las enseñanzas de “Willy” , Guillermo Guerrero, con los mudras , que son gestos con las manos, dan vigor y serenidad individual, con buen sentido del humor.

Gracias a Prem Dayal, desde su llegada a México y a Willy, por su tutoría en Chiapas, por estas simples y valiosas lecciones de vida.

Se pone la señal de 2 dedos a la altura de los hombros, y se exhala, con la frase.
Se pone la señal de 2 dedos a la altura de los hombros, y se exhala, con la frase.
me vale madres, cerrando el circuito corporal a la negatividad externa.
me vale madres, cerrando el circuito corporal a la negatividad externa.
haciendo un triangulo con las manos, a la altura del estomago, aventamos la energía, al exterior
haciendo un triangulo con las manos, a la altura del estomago, aventamos la energía, al exterior

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s